Cal Pubill

Con capacidad para 36 personas, Cal Pubill había sido una de las grandes masías de la montaña catalana

Cal Pubill de Ciuret es una de las grandes masías de la montaña catalana. Situada a 1150 m de altitud, en plena cordillera transversal, a caballo de las comarcas de Osona, El Ripollès y La Garrotxa, disfruta de un clima y un paisaje atlánticos a pesar de encontrarse a 100 km. de Barcelona o de la Costa Brava.

Aunque el dintel de la puerta de la entrada principal es del siglo XVII, muchos indicios de su estructura interna nos hacen pensar en un origen muy anterior. La casa, completamente restaurada, nos permite disfrutar del sabor de las antiguas veladas de las solariegas catalanas con grandes salas para estirar las piernas o disfrutar de la tertulia. Destaca la originalidad de la chimenea de medio, con el escaño alrededor de la llama, una pieza casi única.

A finales del siglo XVIII se construyeron el corral y la cabaña con un total de 10 grandes arcadas que la hacen una de las más grandes de Cataluña. La cabaña se abre hacia una era embaldosada, con vistas sobre el salvaje paisaje vidranés, pero también sobre la Plana de Vic y el Montseny.

Practicar el excursionismo partiendo de Cal Pubill nos permite rememorar la vieja práctica del campesinado de la montaña catalana de velar por los bosques y rebaños de vacas y ovejas, acceder a lugares emblemáticos como el Castillo de Milany, Bellmunt o el Puigsacalm, ermitas Románicas como Santa Margarita, San Bartolomé o las dos encaramadas Santas Magdalenas, disfrutar de un baño a gargantas como el Charco o el Salto del Molino, o hacer un trago de agua fresca a fuentes como la Martingala o Tornadissa. Todo ello inolvidable.

Cal Pubill de Ciuret es una de las grandes masías de la montaña catalana. Situada a 1150 m de altitud, en plena cordillera transversal, a caballo de las comarcas de Osona, El Ripollès y La Garrotxa, disfruta de un clima y un paisaje atlánticos a pesar de encontrarse a 100 km. de Barcelona o de la Costa Brava.

Aunque el dintel de la puerta de la entrada principal es del siglo XVII, muchos indicios de su estructura interna nos hacen pensar en un origen muy anterior. La casa, completamente restaurada, nos permite disfrutar del sabor de las antiguas veladas de las solariegas catalanas con grandes salas para estirar las piernas o disfrutar de la tertulia. Destaca la originalidad de la chimenea de medio, con el escaño alrededor de la llama, una pieza casi única.

A finales del siglo XVIII se construyeron el corral y la cabaña con un total de 10 grandes arcadas que la hacen una de las más grandes de Cataluña. La cabaña se abre hacia una era embaldosada, con vistas sobre el salvaje paisaje vidranés, pero también sobre la Plana de Vic y el Montseny.

Practicar el excursionismo partiendo de Cal Pubill nos permite rememorar la vieja práctica del campesinado de la montaña catalana de velar por los bosques y rebaños de vacas y ovejas, acceder a lugares emblemáticos como el Castillo de Milany, Bellmunt o el Puigsacalm, ermitas Románicas como Santa Margarita, San Bartolomé o las dos encaramadas Santas Magdalenas, disfrutar de un baño a gargantas como el Charco o el Salto del Molino, o hacer un trago de agua fresca a fuentes como la Martingala o Tornadissa. Todo ello inolvidable.

36 personas
14 dormitorios
9 baños
4 salas
Chimenea
Wifi
Jardín
Piscina
Tumbonas
Barbacoa
Ping pong i Futbolín
Toallas y sábanas
36 personas
9 baños
Chimenea
Jardín
Tumbonas
Ping pong i Futbolín
14 dormitorios
4 salas
Wifi
Piscina
Barbacoa
Toallas y sábanas

Contáctanos

¡Pídenos lo que necesites! Si tienes una consulta, duda o simplemente necesitas contactar con nosotros por algún motivo estaremos encantados de atenderte.

10 + 12 =